Seleccionar página

EFICIENCIA

Cómo una idea centenaria está llevando calefacción y refrigeración a nuevas comunidades en Toronto

Por: Philip Lee-Shanok  Para: cbc.ca  Fecha: Noviembre de 2018

Toronto está aprovechando el mercado de bienes raíces de la ciudad para recuperar un viejo concepto de calentar y enfriar edificios y viviendas en el centro de la ciudad utilizando una nueva tecnología.

Se llama “distritos térmicos”: usar una fuente de energía para alimentar a un vecindario o comunidad.

Fernando Carou, gerente de iniciativas de energía comunitaria en la ciudad de Toronto, lo describe como similar al transporte público, pero para edificios y viviendas.

“En el lado del transporte, queremos deshacernos del auto para un solo ocupante, entonces, piense en su auto para un solo ocupante como el edificio desconectado”, dijo Carou a CBC Toronto.

“Queremos obtener los beneficios de la red, que no tiene si solo es una isla”, dijo.

Añade que el concepto de distritos térmicos ha existido en Toronto durante más de 100 años, ya que los grupos de hospitales del centro de la ciudad, los edificios gubernamentales y el campus de la Universidad de Toronto fueron calentados por la misma planta de energía.

 “En ese entonces, el carbón se usaba para generar vapor en una ubicación central, pero luego el petróleo y el gas natural reemplazaron al carbón para calentar los edificios”, dijo Carou. “Los nuevos edificios grandes se alejaron del modelo de distrito”.

La revitalización de Regent Park, junto con los proyectos en lugares como el sistema de enfriamiento de agua profunda de Markham y Enwave para edificios en el centro de la ciudad, ha sido un punto de inflexión para la energía del distrito, dijo Carou.

“Regent Park es el proyecto de vivienda social más grande de Canadá. Cuando se reconstruyó, tenía sentido usar la energía del distrito para calentar y enfriar las casas”, dijo, y agregó que, para una construcción de grupos, es más conveniente y económico una planta central para calefacción y refrigeración.

por lo tanto, en la esquina de Sackville Street y Dundas Street E., en el primer y segundo nivel de estacionamiento de un edificio de 22 pisos, se instalaron calderas de agua caliente que funcionan con gas para calefacción y agua caliente y enfriadores para aire acondicionado en el verano.

Sureya Ibrahim, quien vive en Regent Park y trabaja en el centro comunitario, dice que pocas personas saben que la instalación existe.

Sin el conocimiento de los residentes, en lugar de que cada hogar tenga su propio sistema de calefacción, refrigeración y agua caliente, la central eléctrica compartida conectada por tuberías subterráneas aisladas ha proporcionado calefacción, refrigeración y agua caliente a 22 edificios en todo Regent Park.

Carou dice que el sistema pronto conectará edificios fuera de Regent Park.

Un portavoz de Toronto Community Housing no pudo proporcionar ningún detalle o una persona para explicar cómo le ha ido al proyecto.

Pero Carou dice que, según los resultados, más comunidades que se están construyendo en Toronto usarán tales sistemas centralizados. Agrega que el auge prolongado de condominios en la ciudad ha ayudado a impulsar un renacimiento para el modelo de energía del distrito.

“Estamos creciendo verticalmente. Estamos haciendo toda esta nueva densidad. Teníamos que tener economías de escala”, dijo.

Ahora, en Toronto se han identificado un total de 27 ubicaciones con el potencial de apoyar nuevos sistemas de energía del distrito.

Entre los nuevos proyectos planeados y en marcha se encuentran The Well, en la esquina de Spadina Avenue y Front Street W., East Harbor, las antiguas Unilever Lands y la remodelación de Honest Ed’s y Mirvish Village en las calles Bloor y Bathurst.

Carou dice que tiene sentido para los desarrolladores, ya que los sistemas, aunque son caros de instalar, son más eficientes y ahorran dinero con el tiempo.

“Los desarrolladores deberán cumplir con las estrictas políticas que la ciudad ha implementado”, dijo.

Según el plan de acción climática de Toronto, adoptado por unanimidad por el consejo en julio, tales redes de energía serán necesarias para alcanzar los objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero de la ciudad.