Seleccionar página

EFICIENCIA

Distrito térmico La Alpujarra, pionero en América Latina

En 2016 entró en funcionamiento el distrito térmico de La Alpujarra, ubicado en Medellín, un proyecto financiado por EPM y La Secretaría de Estado para Asuntos económicos del gobierno sueco (SECO). Este proyecto, que tiene una capacidad instalada de 3.600 TR-hora y busca llevarle refrigeración a diferentes edificaciones públicas de la ciudad, marcó un hito en el desarrollo sostenible en Colombia, porque fue el primer sistema de este tipo construido en la región.

Medellín, debido a la multiplicidad de operaciones diarias y a su clima, fue el escenario perfecto para desarrollar este proyecto piloto. En la actualidad hay tres edificaciones que están conectadas al distrito térmico La Alpujarra: la Gobernación de Antioquia, el edificio del Municipio de Medellín y el edificio de la DIAN seccional Antioquia.

La entrada en funcionamiento de este sistema ya comenzó a dejar su huella sobre la capital antioqueña. Por un lado, gracias a su funcionamiento, se disminuyeron en un 100% las sustancias agotadoras de la capa de ozono y, por otro lado, las emisiones de CO2 se redujeron en un 30% en materia de refrigeración. Esto es cambio importante, teniendo en cuenta que Medellín es una de las ciudades que más emisiones de CO2 registra al día.

Sin embargo, el mayor legado de este sistema fue el de abrirle las puertas al sector de los distritos térmicos en Colombia y en la región, teniendo en cuenta que esta industria ya está bien desarrollada en Europa, Estados Unidos y China.

Colombia es un país que, gracias a su diversidad climática, presenta un potencial grande en materia de distritos térmicos. Las grandes ciudades del país pueden llegar a presentar condiciones de temperatura de grandes contrastes, como por ejemplo Bogotá, que tiene una temperatura promedio de 17°C y Cartagena, que presenta una temperatura promedio de 30°C.

A raíz de esto, el país tiene la capacidad de desarrollar una fuerte industria de distritos térmicos, tanto de cogeneración, que producen agua caliente y energía, y de trigeneración, que producen agua caliente, energía y frío. Esto no es solo una oportunidad para que la industria trabaje bajo procesos más eficientes, sino que también refleja una oportunidad de construir una agenda de desarrollo que, además de contribuir con beneficios económicos a futuro, también significa sostenibilidad.

Otros proyectos de distritos térmicos en Colombia:

Gracias a estos avances, el gobierno colombiano y diferentes empresas privadas han comenzado a establecer otros sistemas como el de La Alpujarra en el país. En Montería, Celsia construyó un distrito térmico para el funcionamiento del centro comercial Nuestra Montería, que tiene una capacidad instalada de 1.410 TR-hora. Del mismo modo, la planta de generación múltiple de Air Liquide en Tocancipá es la encargada de llevar energía eléctrica, agua fría y vapor al Parque Industrial Femsa.

Finalmente, en la actualidad se encuentra en construcción el distrito térmico de Serena del Mar, un proyecto urbanístico ubicado en Cartagena, que pretende llevar refrigeración tanto a edificaciones residenciales, a zonas comerciales y hospitales. 

Es importante que los gobiernos locales, que son los que más conocen las necesidades de sus comunidades, comiencen a evaluar y a integrar la implementación de distritos térmicos en sus planes de desarrollos. La elaboración de mapas energéticos, en los cuales se establece los lugares de mayor y menor consumo de energía destinada a la calefacción y refrigeración, es clave para comenzar el proceso hacía la construcción de estas redes.